Project Description

Historias sociales activas

Las madres hacemos mil cosas al día, tenemos varios hijos a los que atender, un marido, la casa, el trabajo y si, además, los animales forman parte de nuestras vidas, (como es mi caso) llevar todo al día es casi imposible. Los aprendizajes de nuestros hijos con TEA precisan de un constante esfuerzo por nuestra parte, porque tenemos que adaptar el día a día a un sin fin de cosas de manera visual.

Durante cinco o seis años utilicé el modo de «Las historias sociales» (Carol Gray 1990) que aprendí con Mª José Navarro, pero necesitaban una dedicación y tiempo que cada día me costaba más encontrar; pues tenía que sentarme en el ordenador, crear la historia que intuía necesitaba mi hijo en cada atasco y conflicto en el que nos imbuíamos, y buscar dibujos para cada frase (algo que por mi hiperperfeccionismo podía llevarme horas). Los conflictos eran constantes por aquella época y apenas podíamos descansar de ellos un par de horas al día. Si acertaba en lo que lo motivaba, había un cambio positivo en él, al centrarnos en el problema y leer la historia social, si no, por bien realizado que estuviera aquel guión no surtía el efecto esperado.

La dedicación en un niño con TEA, como digo, ha de ser constante y continua, y no son solo ellos los que han de ejercitarse en mil cosas, también  nosotros, los adultos que les queremos, cuidamos y protegemos, necesitamos aprender cosas nuevas y acelerar los aprendizajes que precisan pues son muchos. Necesitaba encontrar un atajo que me permitiera llegar a él de una manera más rápida.

En este libro encontraréis esa expeditiva forma, que por supuesto no es ningún descubrimiento, ya que no me cabe duda de que cualquier persona que trabaje constantemente con un niño con TEA, antes o después, llegará a la misma conclusión y forma de comunicarse con él. Más bien bauticé esta expeditiva forma de comunicarnos con un nombre diferente, para diferenciarla de las originales descubiertas por Carol Gray, allá por los años noventa. Es fácil y rápido comunicarte con ellos a través de las historias sociales activas y, además, podemos introducirlos en la investigación de los motivos que les llevan a tener comportamientos disruptivos, a través de ellas.

Páginas: 158 Editorial: Promolibro Coediciones Publicado: 2012

Comprar